Dios + evolución: ¿Una teoría que gana adeptos?

 

La encuestadora Gallup, una de las más reconocidas a nivel mundial, publicó los resultados de una encuesta sobre la creación del mundo realizada a principio de mayo en Estados Unidos y los resultados reflejan una reducción en el número de personas que respalda la teoría de la creación, aunque interesantemente, también muestra una inclinación a combinar los extremos del creacionismo con la evolución.

Los estadounidenses encuestados que creen que Dios creó a los humanos, la tierra y el resto del universo -según la estricta visión creacionista-, ha bajado a un sorprendente 38 por ciento. De hecho, desde que Gallup comenzó a encuestar sobre este tema en 1982, esta es la primera vez que la creación divina no supera a las demás teorías sobre la creación del hombre.

Esta vez la mayoría es el 57 por ciento que se inclinó por una teoría de evolución, que es la suma del 38 por ciento que inserta a Dios en ese proceso y de un 19 por ciento que no cree la intervención divina.

Grafica Gallup Creación del Hombre

El resultado también puede analizarse de otra manera. Por ejemplo, si sumamos el 38 por ciento que respalda la creación divina con el 38 por ciento que cree que Dios inició el proceso de evolución, entonces tenemos que tres cuartas partes de los encuestados considera que Dios fue determinante en la creación de la vida, ya sea porque Él la creó o porque guió un proceso evolutivo como el que propuso Charles Darwin.

Otro resultado notable de la encuesta es que desde 1982 se ha duplicado (de 9 por ciento a 19 por ciento) el número de personas que cree en la teoría de la evolución del hombre a partir de vidas inferiores y sin intervención alguna de Dios.

Interesantemente, de aquellos encuestados que tienen un diploma universitario, solo el 21 por ciento considera que Dios fue un factor clave en la creación. De aquellos que apenas tienen un diploma de escuela superior, el porciento aumenta a 41.

Cuando se trata de la teoría de la evolución sin la participación de Dios, quienes tienen postgrados la favorecieron en 31 por ciento versus un 12 por ciento de quienes apenas tienen un diploma de escuela superior.

Otro renglón interesante de la encuesta es que entre quienes poseen un título universitario o educación postgrado, la opción de que Dios intervino en la evolución tuvo más preferencia que la teoría de Darwin.

Así como el nivel de educación reflejó diferencias interesantes, igual ocurrió con la preferencia religiosa. Personalmente me sorprendió que, contrario a los protestantes, más católicos creen que los seres humanos evolucionaron con la ayuda de Dios (45 por ciento), que los católicos que respaldan el punto de vista tradicional de que Dios creó el mundo (37 por ciento). De los encuestados que dijeron preferir el protestantismo u otro tipo de religión cristiana, el 50 por ciento dijo creer que Dios creó todo y un 39 por ciento dijo que Dios creó la vida para que evolucionara.

Ya en cuanto a quienes no se consideran católicos ni protestantes, el 57 por ciento dijo tener una creencia que no se relaciona con Dios. Curiosamente, el 9 por ciento de ese grupo favoreció la creación divina.

Encuesta Gallup 2

Entre quienes asisten regularmente a la iglesia, el 65 por ciento cree que Dios creó la vida, pero quienes no la visitan mucho, el 75 por ciento se inclinó por la evolución, con o sin intervención de Dios

En general, y en lo que respecta a los encuestados, la teoría del creacionismo sigue siendo la preferencia mayoritaria, ayudada por la preferencia de que Dios creó la vida para que evolucionara.

 Referencia; Art Swift

 Esta encuesta fue realizada vía telefónica a 1,011 adultos entre el 3 y el 7 de mayo de 2017, en 50 estados de Estados Unidos. Su margen de error es de 4 por ciento.